fbpx
Seleccionar página

Dicen que son pocas las razones para hacer eficiencia energética, aparte de ahorrar algo en la factura.

Yo he sido testigo de al menos 19 razones más. Algunas se pueden calcular al céntimo, quizás sean los menos rentables, Otros traen beneficios colaterales o intangibles. Ahí es donde está el verdadero valor.

No diga que eficiencia energética solo se hace si me ahorro dos pesos. Se está perdiendo lo mejor. Lo más potente. Es una de las ventas más fáciles y prometedoras. Y además va a contribuir a la reducción de emisiones….

La principal y urgente misión que tenemos todos es la de reducir nuestras emisiones. Y una transición a energías renovables es solo posible si somos ultra eficientes y frugales en nuestra manera de usar la energía.

Razones sobran : Estúdielas, expóngalas, úselas y logre la eficiencia. Aquí tiene las que yo he visto:

  1. Reducción de costos operativos
  2. Mejora del flujo de caja
  3. Reducción de costos de mantenimiento correctivo
  4. Actualización tecnológica planificada, constante
  5. Mejora de los procesos. Más eficientes
  6. Mejor calidad, menos rechazos, menos pérdidas
  7. Mayor productividad
  8. Aumento de los niveles de satisfacción
  9. Mejor percepción interna
  10. Mejor percepción  externa
  11. Manejo de riesgos externos
  12. Seguridad energética
  13. Continuidad de negocios
  14. Captación y retención de clientes:
  15. Disminución de pólizas de seguros
  16. Acceso a incentivos fiscales
  17. Foco de innovación , cambio, transformación
  18. Cambio de mentalidad
  19. Propósito mayor, compartido
  20. Atraer y retener recurso humano

Eficiencia energética es una de las mejores estrategias de inversión y negocios en la propia operación.  Obliga a la innovación y transformación para lograr economías, seguridad y bien ciudadano. ¿Qué mejor que eso?

Cada quien  tiene un cálculo propio de lo que vale cada beneficio:

Reducción de costos operativos

Es el más común y con frecuencia el único argumento  a favor de la eficiencia energética. ¡Qué miopía!

La factura mensual por electricidad baja. Un 5%, 10%, 15%, a veces hasta 30% y 40% Cada caso es único, pero hay una recompensa mensual. Que se puede documentar. Y si se documenta como un ahorro acumulado los montos pueden ser significativos.  La energía como parte de los costos operativos tiene mucho que ver con los demás costos. Si es menos del 5% de los costos operativos, rara vez se le da la importancia que merece. Si esta sobre ese número es un factor de preocupación.

Reducir los costos operativos trae como consecuencia un proceso de transformación necesario para usar la energía de manera avanzada, que desencadena no menos de 19 beneficios adicionales, algunos fáciles de monetizar, otros no tanto que pasan a la categoría de intangibles que pueden ser y en general son bastante más valiosos que una pequeña reducción de los costos operativos.   ¿Cuánto representa la energía como porcentaje del total de costos operativos? ¿Qué tan importante es este costo?

Mejora del flujo de caja

La factura de electricidad es inexorable. Es quizás el único pago que se hace con puntualidad pues rara vez permite negociaciones. Si no pagas te la cortan. Y si no hay energía no pasa nada.

Así que al reducir el costo operativo se produce una mejora inmediata del flujo de caja, pues ese efectivo tenía destino. Y ahora se queda en caja ese ahorro, a ser destinado a otras urgencias.

¿Qué se puede hacer con una reducción de la necesidad de flujo de caja para el pago de la energía? Digamos que se ahorra mes a mes 20% de lo que antes se solía pagar. ¿Cuánto suma eso al mes? ¿Qué hueco de flujo de caja tenemos que ese ahorro nos tapa?

Reducción de costos de mantenimiento correctivos

Reducción del uso de la energía implica necesariamente adecuación de la tecnología. Ir a tecnologías más eficientes, más actuales, más confiables más duraderas. El proceso de transformación obliga a instalar equipos nuevos, más eficientes para reemplazar a los anteriores. A instalar sistemas de control que permiten una operación menos exigente, más fluida, más confiable, más duradera, las reparaciones se hacen más espaciadas e infrecuentes.  El ahorro en  el gasto de mantenimiento correctivo debe ser incorporado en las estimaciones de rentabilidad del cambio a tecnologías más eficientes.

Un foco de tecnología LED tiene una vida diez veces mayor que un foco incandescente y de tres a cinco veces más que un compacto fluorescente. Sólo el ahorro en reemplazo, mano de obra,  a lo largo de su vida útil, justifica sui cambio. Además de ser 10 veces más eficiente que otros focos.

Bombas, ventiladores y equipos rotativos que están sometidos a arranques bruscos y a trabajar al 100% de su capacidad, se dañan más rápido, tienen menor vida útil que otros gobernados por controles y sistemas que solo los cargan a la capacidad necesaria, ajustándolo mucho mejor a los procesos y a con arranques mucho más suaves.

 ¿Cuántos son los costos en mantenimiento correctivos, no planificados, o por reemplazo por  por tecnología obsoletas?

Agreguen este número al de mejora de flujo de caja…

Actualización tecnológica planificada, constante

Si se conoce lo que se quiere lograr, mejorar los procesos, hacerlos con tecnologías más eficientes, en procesos mejor pensados, eso da una política para la selección de la tecnologías que  mejor se adapten a cada caso. No siempre la última tecnología es la indicada. La mejor es la que  funcione bien para el caso particular. Ese proceso de replantearse los proceso con la eficiencia y la productividad como referencia, facilita mucho la selección de tecnologías y no estar sometido a  los vendedores de equipos y servicios que prometen la luna pero no sabemos si queremos ir a la luna con ellos.

Un proceso de detección de oportunidades y de preparación de una hoja de ruta para ponerlas en práctica, da una claridad y una certeza indispensable para la inversión en tecnología que sea necesaria.

¿Cuánto  se pierde en tecnologías que no se  adaptan bien a lo que hacemos? ¿Cuántas cosas se han hecho en aras de la eficiencia y esto no se ajustaba al caso? ¿Cuántas experiencias frustradas hay y cuánto costó esto?  Esta cifra de “ahorro en fracasos” va al balance de cierre  de ejercicio…

Mejora de los procesos. Más eficientes

La primera tarea que hay que hacer para mejorar la manera en que usamos la energía es revisar nuestro proceso:  Si es una industria, cómo es el proceso productivo y si el mismo se puede mejorar. Si son servicios, cómo se puede hacer para que estos sean prestados  de una mejor manera. En la gran mayoría de los casos hay cuellos de botella, malas prácticas, malos hábitos. Se pueden hacer cosas pequeñas con grandes resultados, sin invertir –todavía-en tecnología. .

Un ejemplo que he visto no una, sino muchas veces: Fábricas, edificios, cuyo sistema central de aire acondicionado se mantiene funcionando fuera de los horarios de operación porque la oficina (oficinita, cabina) de vigilancia necesita de aire acondicionado, Cuando una simple unidad individual soluciona esto…se cuenta y no se cree. Pero lo he vista varias veces….

Equipos funcionado fuera de su horario de servicios, Ajustes que no tiene nada que ver con lo que se necesita. Muy frio o muy caliente, muy largo etc., Los ahorros que se logran en operación son significativos. Además que la vida útil de los equipos se extiende a veces en años.  ¿Cuánto suma eso?

Mejor calidad, menos rechazos, menos pérdidas

La búsqueda de la eficiencia ha tenido consecuencias aguas abajo que nadie esperaba: En las industrias, al controlar mejor los procesos, factor indispensable para reducir el consumo de energía, el proceso productivo es más preciso, más exacto, hay menos desviaciones y la calidad  se ve multiplicada.  

En un caso muy conocido, Toyota instaló sistemas para controlar la velocidad de sus ventiladores en los túneles de pinturas para ajustarlos a la necesidad real de cada caso; más carros, menos carros, más o menos temperatura. El resultado si bien fue interesante en términos de energía, los rechazos de calidad fueron muchos menos, lo que fue una mejora en productividad y ahorro en costos de producción que eclipsaron por mucho lo ahorrado en la energía. El ahorro de la energía fue prácticamente una sorpresa de salida…Igual pasa con procesos de extrusión, procesos térmicos…

¿cuánto puede sumar una mejora en la calidad?

Mayor productividad

No solo una mejora de la  calidad se produce con mejores tecnologías y controles también la productividad mejora. Se produce más con menos energía….

En oficinas, escuelas y hospitales se están registrando resultados sorprendentes: Usar mejor la energía es un mejor control de la temperatura, uso de luz natural, mejor ventilación, mejor nivel de iluminación, lo cual trae aumento en la productividad de los empleados (hasta 16%)[1] eleva el rendimiento académicos hasta en un 25% y la recuperación de pacientes se acelera en dos y tres días….

¿Cómo monetizar eso? Si lo sabe hace hágalo, y será bastante más que un ahorro mensual de la factura eléctrica.

Aumento de los niveles de satisfacción:

El equipo humano que de manera directa o indirecta lleva adelante los procesos de mejora del uso de la energía  y logran resultados como los que describimos, se ven recompensados directa y explícitamente (si se documentan los resultados de manera correcta) por sus esfuerzos. Lo que se vuelve en un potente estimulo, tan escaso y esporádicos en estos tiempos. Se sienten parte activa y directa de un proceso de transformación de profundo  impacto.

Mejor percepción interna:

Toda la organización entiende que hay un objetivo común mayor que va más allá de ahorrar costos operativos., Ahorrar energía es percibido de manera muy positiva como una deber y una misión.

Disminuir nuestra contribución a las emisiones de CO2 asociadas a la generación de la energía que consumimos y malgastamos es poner nuestra parte para mitigar el cambo climático.

Mejor percepción  externa

Lo mismo ocurre con las personas que observan a la organización dándoles una evaluación positiva por reconocer sus esfuerzos en hacer lo correcto, que si bien es una reducción del gasto, es una responsabilidad que a veces no se justifica económicamente pero si en todos los demás aspectos.

Manejo de riesgos externos:

Eventos externos extremos: Huracanes, incendios, terremotos, hasta terrorismo, saboteo e incompetencia hacen que el suministro de energía  sea vulnerable.

Si somos unos usuarios muy eficientes de energía, entendemos nuestros procesos y necesidades claves y tenemos sistemas de respaldo que atienden lo principal, podemos enfrentar riesgos externos más fácilmente.

Seguridad energética:

La seguridad energética ya no está garantizada en ninguna parte. El sistema de generación centralizada tiene debilidades  como una red de distribución que se puede ver interrumpida y afectada en cualquier momento, con centrales que pueden salir de servicio sin previo aviso, produciéndose un efecto dominó que generan grandísimos apagones y cada vez son más difíciles de recuperar.

Además la calidad del suministro energético es con frecuencia no el mejor, lo que ocasiona fallas en nuestros equipos interrupciones, alteraciones que tiene un costo y una consecuencia en nuestra operación.

No solamente debemos tener un suministro continuo, sino que el mismo debe ser de calidad.

 ¿Cuánto paga por reparaciones de equipos dañados? ¿Cuánto le cuesta un sistema de respaldo? ¿Este tiene la dimensión adecuada? ¿Está seguro que no está comprando respaldo para sus ineficiencias energéticas?

Continuidad de negocios

Si no hay seguridad energética, y más precisamente si hay fallas mayores y no estamos preparados, hay un riesgo grande de que se interrumpa el proceso productivo. Las consecuencias económicas pueden y son devastadoras. Huracanes que inutilizan el sistema central de energía por seis meses quiebran a cualquier economía. 

Es un escenario real: La continuidad de negocios tiene que estar asegurada. ¿Sabe cuánto  puede  perder si no hay energía? ¿Se lo puede permitir? ¿Puede correr ese riesgo?

Captación y retención de clientes:

Un proveedor de productos y servicios que no está expuestos a riesgos externos, es confiable y seguro. Además si sus productos son consistentemente de buena calidad y se mantiene en una curva de innovación constante, quiere decir que es alguien con quien quiero relacionarme.

¿Cuánto vale un cliente fiel? ¿Cuánto vale un cliente que se convierte en  promotor de  nosotros como empresa y organización?

Disminución de pólizas de seguros:

Las aseguradoras incluyen los riesgos de continuidad de negocios en sus pólizas. Una condición de atraso en la innovación así como  procesos ineficientes son  factores de percepción de riesgo que se pueden ver afectadas en las pólizas de seguros.  Una empras que sea capaz de seguir funcionando en ausencia de energía y mantener un equipo motivado y comprometido es una empresa de bajo riesgo. Esto se refleja en las pólizas.

¿Cuánto esta pagando en seguros? ¿puede reducir esas primas?

Acceso a  incentivos fiscales:

Los principales interesados en lograr mejoras en la eficiencia energética de los usuarios son los gobiernos centrales, que deben responder a compromisos  globales de reducción de emisiones, que deben asegurar el suministro de energía, lo cual necesita de grandes inversiones da capital siendo la reducción en el uso de energía por la vía de la eficiencia la inversión más rápida y rentable para cubrir al menos parte de los compromisos de los gobiernos centrales.

Gran cantidad de incentivo fiscales están disponibles en diferentes  formas para aquellos que vayan a un uso avanzado de la energía.

¿Qué inversión de capital va a hacer en equipos para ahorrar energia? ¿Sabe de os incentivos fiscales para ello? Con frecuencia son significativos.

Foco de innovación, cambio, transformación:

Revisar los procesos para mejorar el cómo usamos la energía  y detectar,  seleccionar tecnologías que los hagan mejores, más precisos,  más eficientes, de mejor calidad, al mismo tiempo que repensar nuestros hábitos , rutinas y procedimientos  nos pone en un proceso de innovación y cambio constante que se ve reflejado en toda la organización,..

El pensar en redefinir todos los procesos a ver como los hacemos con menos energía, abre la puerta a la innovación.

¿Qué valor tiene la disposición a innovar ?

Cambio de mentalidad:

Al estar abiertos a la innovación y revisión constante de la forma en que usamos la energía, y estando bien consciente de los beneficios que ello trae, así como sus recompensas tangibles e intangibles, explícitas o no, trae un cambio de mentalidad y manera de ver las cosas para hacerlas cada vez mejor. No sólo en la forma en que usamos la energía sino todo los  demás procesos que tenemos. Incluso en la manera de vernos a nosotros mismos se convierte en una filosofía y necesidad de mejora constante.

¿Qué valor tiene tener capacidad de reinvención constante?

Propósito mayor, compartido

Reducir nuestro consumo impacta directamente en la producción de emisiones  de CO2, responsable primera del cambio climático. También reducir nuestro consumo pone a disposición una energía que otros están necesitando y es difícil hacérselas  llegar. 

Reducir nuestro consumo permite tener generación propia con una inversión de capital posible, por lo que podemos ir a energías renovables total  o parcialmente en una escala que nos lo permite económicamente.

Esto llevaría a cero nuestras emisiones, lo cual es una expresión máxima de responsabilidad ciudadana social, global.

El tener un propósito es una necesidad innata del ser humanos por lo que tener esta misión cumplida día a día nos da un propósito constante….

 

Atraer y retener recurso humano:

Una organización orientada  a una mínima producción de emisiones, a generar parte o toda su energía por fuentes renovables como principio de responsabilidad ciudadana, que además eso la obliga a revisarse constantemente e innovar y transformamos continuamente, se convierte en un sitio que tiene un propósito claro, el cual es deseable compartir.

Para un recurso humano valioso hoy es más importante tener un propósito superior que una mera recompensa económica.

Una persona que esta exigida y retada a innovar constantemente para ejercer una responsabilidad ciudadana, tiene pocos motivos para ir a otro sitio con pocos o ninguna vocación de servicio social.

¿Cuánto vale atraer, entrenar y retener recurso humano clave? ¿Cuánto produce un recurso humano motivado y comprometido?

Póngale un número a cada beneficio y sume.  Los resultados son sorprendentes.


[1] Dates del USGBC United States Green Building Council