fbpx
Seleccionar página
Proyecto Tres Cantos Madrid España. Certificación LEED Platinum

¿Si es un Desarrollador inmobiliario qué diría de una estrategia de negocios que se adapta más rápido que la competencia a los cambios del mercado? ¿Que además aumenta la rentabilidad, disminuye el riesgo, diferencia y posiciona a la empresa haciéndola más valiosa y atrae y retiene recurso humano de calidad?

¿A quién no le gustaría? Malo no es…

Haga construcción sostenible. Cambie el paradigma de su negocio y reprográmese. Esa es la estrategia de negocios. Vea porqué:

El negocio de la construcción se está transformando muy muy rápido.

Quien no lo interprete a tiempo queda fuera.

Se está generando una propuesta de valor nueva y diferente que tiene una oferta aún escasa.

La tendencia

Lujo y ubicación ya no son ofertas centrales. Funcionalidad, calidad de vida y propósito ahora son.

Como beneficia la construcción sostenible al  cliente:

Atiende necesidades nuevas: Calidad de vida, funcionalidad, seguridad, propósito. Ubicación y precios son importantes, pero no el factor clave.

Como me beneficia la construcción sostenible a mí, desarrollador

  1. Nuevos mercados
  2. Liquidez
  3. Mayor margen
  4. Mejor mercadeo
  5. Diferenciación
  6. Posicionamiento
  7. Transformación y evolución
  8. Atraer y retener recurso humano

¿Dónde está la rentabilidad?

  • Liquidez de la oferta: Una venta rápida multiplica los márgenes de rentabilidad del capital.
  • Percepción de valor es emocional no racional. Clientes dispuestos a pagar más.
  • En muchos casos permisologia acelerada, que reduce los tiempos de desarrollo.
  • En muchos casos incentivos fiscales y de desarrollo. Son frecuentes y los hay de diferentes formas.

No deje pasar este tren. Si quiere dar el salto.

Los Beneficios:

Nuevos mercados: De los que nadie se ocupa. Y tienen con qué. Y cada vez son más

Los que no encuentran respuesta a lo que necesitan. Nuevos demográficos y psicográficos.

Para muchas personas el modelo tradicional de un inmueble en las afueras, o alejado de centros urbanos o comerciales, de servicios básicos como educación, salud, entretenimiento, de inmuebles con configuraciones tradicionales, rígidas, que no se adaptan a los cambios de vida del usuario, que son vulnerables, costosas de mantener y operar ya no son una opción.

Por eso es cada vez más frecuente que la construcción tradicional se hace más difícil de vender. La fórmula de bajo precio es un suicidio. Mata las rentabilidades de los proyectos y los pervierte, los desvaloriza, llevándolos a espirales de depreciación.

El nuevo comprador más que un inmueble esta buscando un espacio que le permita hacer la vida que él quiere y necesita. Y de eso hay tantas versiones como estilos de vida. Generar una capacidad para construir y ofrecer productos que se adapten a esos estilos, atiende una demanda enorme, insatisfecha de compradores, que muy probablemente estarían dispuestos a pagar un sobre costo por algo que no solo sea “una buena compra” sino que sea algo que les funcione a ellos.

Liquidez: Se vende en la mitad del tiempo. O mejor. Se pre vende. Lista de espera.

A un mismo precio una construcción sostenible se vende, se renta  mucho más rápido pues es percibida como de mayor valor.

Construcciones en ubicaciones similares, mismo rango de precio, pero una construida bajo criterios de sostenibilidad: Funcional, eficientes, de bajo costo de operación y mantenimiento, capacidad de resiliencia, y detalles que hacen que el valor percibido sea mayor, se venden mucho más rápido que sus pares y con frecuencia con un prima adicional, que supera lo que pudiera ser algunos costos mayores en hacer estos inmuebles sostenibles.

Con frecuencia, si se mercadean de manera oportuna y correcta, estas viviendas ya se encuentran opcionadas antes de terminarlas por lo que técnicamente están vendidas antes de construirlas. La rotación de capital es mucho más rápida que el construir el producto  tradicional y mercadear como “maravilloso y único” “acabados de lujo” “ubicación privilegiada”, argumentos gastados que no se diferencian en nada de otras ofertas.

Mayor margen: ¿5% adicional? ¿10%? ¿15%?

Construcción sostenible no es más costosa. Es más valiosa.

 Los elementos que puedan ser un costo adicional, se multiplican en valor para el cliente final.

El paradigma tradicional de la construcción de mantener los costos al mínimo con frecuencia si no siempre se traduce en recortar en acabados, detalles y funcionalidades que solo se piensan en términos del costo al desarrollador y no de lo que puede valer o significar para el cliente, comprador o inquilino.

Generalmente la percepción de valor del usuario final es varias veces superior al costo, por lo que una inversión con características de sostenibilidad y funcionalidad así como de acabados, con frecuencia se multiplica varias veces.

La percepción de valor , de atender necesidades  de funcionalidad, al ser tan poco frecuentes en la oferta inmobiliaria, los hace más valiosos por lo que mayores márgenes en este tipo de construcción son posibles y frecuentes.

Mejor mercadeo: La inversión en mercadeo es muchísimo más eficaz

Hay sensibilidad y percepción al tema de sostenibilidad y resiliencia. El tema se asocia con cambio climático, protección del medio ambiente, conciencia, funcionalidad, estilos de vida, incluso se asocia con estatus. El Prius de Toyota se mercadeó como un modelo distinto a todos los demás, con la intención expresa de convertirlo en elemento diferenciador, cosa que se logró.

La instalación de placas solares en viviendas  se considera un símbolo de estatus.

La sostenibilidad es atractiva y llama al instinto, así que cualquier estrategia de mercadeo va a llamar la atención de inmediato. Además ofrece un contraste con el mercadeo tradicional y gastado de la industria inmobiliaria.

Se presta además  a la generación de contenidos, tanto visuales como escritos y amplio tema de conversación, en un mundo donde el nuevo mercadeo es de contenidos y no de promesas. La sostenibilidad ofrece un capital conversacional importante.

Diferenciación: Ven mi producto antes que otros. Reconocen la diferencia.

Ofrezco valor, no más de lo mismo. Pienso más allá del margen de rentabilidad.

La diferencia del producto así como de la empresa   que los ofrece se hace evidente, y rápida, Es muy fácil diferenciarse  eficazmente en una oferta sostenible de una tradicional. Esto le da visibilidad y atención, lo que facilita el mercadeo y ventas.

Posicionamiento: Aumenta el valor percibido de la empresa

Empresa con una mentalidad de progreso, transformación y futuro. Es percibida como valiosa. El valor de la empresa aumenta significativamente.

Una empresa que logra evolucionar y transformarse a una filosofía de entrega de valor a través de la sostenibilidad, prueba que es mucho más valiosa que sus pares. Un posicionamiento sólido valora la empresa sobre sus pares similares.

Transformación y evolución: Es lo que justifica el posicionamiento

Una empresa que adopte la construcción sostenible como guía y principio, se tiene que transformar de una mentalidad de bajo costo a una mentalidad de generación de valor. Además requiere de nuevas disciplinas de rigurosidad en el diseño y la construcción para asegurar que efectivamente el productos es lo que promete y no un “greenwashing” que se usa por aquellos que ofrecen inmuebles como sostenibles y verdes porque la única característica que tiene de sostenible es que pusieron un cargador para automóviles eléctricos…y más nada .Esto es cierto.

Para que una construcción sea realmente sostenible tiene que cumplir una serie de objetivos y metas, para lo cual los sistemas de certificación de construcción sostenible son útiles y garantías de calidad. Más la certificación no es indispensable si se asume la filosofía de la construcción sostenible con seriedad y honradez. Esto es lo que hace diferentes a las empresas  que lo abrazan.

Atraer y retener recurso humano: ¿Cuánto cuesta la rotación de personal?

El recurso humano busca propósito y salario. Y ahora un trabajo con propósito es más importante que uno bien remunerado.

Personal  de calidad es absolutamente indispensable en el desarrollo inmobiliario. Y el personal valioso es con frecuencia si no siempre, auto motivado, están a la búsqueda de un propósito y no solo de un salario cómodo. Un ambiente donde se vean retados, atendidos, escuchado y que les dé la oportunidad de crecer profesionalmente , en un trabajo que tiene propósito superior, genera valor más allá de los beneficios, va a ser un imán para recurso humano  valioso y va a retener al mejor. Es bien sabido de lo costoso que es la rotación de personal, Los ciclos de aprendizaje son costos que tiene que asumir la empresa y no es sino después que el empleado ha superado este ciclo cuando empieza a producir los reales beneficios.

Si la empresa solo se centra en margen y beneficios, la retención del recurso humano es difícil si no imposible.

¿Es una estrategia de negocios que pudiera considerar?

Lo podemos ayudar a llegar ahí. Conversemos.