fbpx
Seleccionar página

Lo que puede ser una contribución significativa:

La gerencia de energía permite que los alumnos aprendan a: Planificar, ejecutar un plan, medir resultados, evaluarlos, corregir. Negociar, persuadir, convencer, postergar las recompensas, trabajar en equipo, discutir y aprender. Además lo hacen contribuyendo de manera explícita e importante con el núcleo familiar y se convierten en agentes de cambio.

El programa de gerencia de energía para escolares es una herramienta potente para la formación de valores y conciencia, además de la autoestima.

Proponemos este programa, en una forma narrativa, para que maestros y profesores lo tomen, lo adapten lo apliquen y lo usen de la mejor manera posible en beneficio de sus estudiantes y de sus familias, así como de la Sociedad.

Objetivo:

Enseñar a los jóvenes la importancia y necesidad de gerenciar la energía.

Racional:

Es crítico tanto para los hogares como para la sociedad en general hacer el uso más eficiente posible de la energía, para así mitigar el impacto de su uso y costo en los hogares y en el planeta.

El cambio climático y la economía hogareña son dos extremos de un mismo problema.

Una gestión efectiva de la energía requiere de compromisos, hábitos y tecnologías.

El logro de éxitos en la gestión tiene un componente motivacional muy potente, además que es una excelente oportunidad para la enseñanza de hábitos, compromiso, matemática, que deriva en autoestima, conocimiento y responsabilidad.

El programa propone que los escolares se ocupen, con la asistencia de sus profesores, maestros y representantes, de la gerencia de la energía en sus hogares, ya que eso requiere disciplina, hábitos y compromiso, cosas que jóvenes asimilan con facilidad, si la motivación es adecuada.

A la vez propone  una gestión de la energía de la escuela, encargada a un(os) maestros guías, que hagan partícipes a sus alumnos de los esfuerzos, siguiendo exactamente la mismas metodología que se enseña a los muchachos para sus casas.

El programa debe resultar en unos extensos beneficios económicos y morales tanto para las familias como para la escuela en particular.

El contenido de la capacitación debe comprender:

  • Importancia de la energía: costo, seguridad y responsabilidad.
  • Impacto de la energía en el hogar: Cuanto se paga, que se hace.
  • Cómo se gerencia la energía: el uso de la factura eléctrica.
  • Oportunidades de ahorro: Cómo implementar, con cero y bajo costo.
  • Evaluación, comparación, aprendizaje, replicación, comunicación.

El programa puede (debe) incluir el curso de capacitación para maestros, profesores y representantes que quieran tomarlo con los conceptos básicos de energía y su gerencia y ahorro.

Programa gerencia de energía en el hogar:

La historia de Sofía y Gonzalo

Sofía es la segunda de tres hermanos, tiene 12 años y vive con sus padres  en una típica casa puertorriqueña: tres habitaciones, dos baños, marquesina, una planta, techos planos, y un equipamiento estándar, calefón de tanque, estufa y microondas eléctrico, aire acondicionado de ventana en todas las habitaciones y un Split en el salón y área social. Lavadora, secadora, refrigerador. Dos computadoras, impresoras, dos televisiones y una mezcla de bombillas compactas fluorescentes, incandescentes y un par de bombillos LED.

El papá es diabético, pero mantiene en control su insulina sin ningún problema.

La factura eléctrica ronda los 280$ a 300$ mensuales, a veces llegando al os 350$, lo cual en una familia con un ingreso de unos 3000$ mes, pues pesa en el presupuesto.

Sofía recibe la inducción del programa de gerencia de energía en el hogar y le pide a su padre que le permita ocuparse de eso, porque quiere ayudar a su familia, le interesa el tema y además es una asignación escolar….nada que perder, mucho que ganar.

El papá de Sofía le consigue copia de las doce últimas facturas de electricidad, y le dice que área tiene su casa: 1100 pies cuadrados, unos 100 metros cuadrados. ….

Sofía hace su primera tarea: Divide el monto final que hay que pagar, entre el consumo registrado en la factura en Kwh: 300$ / 1500 Kwh, resulta en 0,20$ x cada Kwh. Ya sabe que cuesta cada Kwh.

Hace su segunda tarea, que la va a permitir comparar mes a mes cómo se portó su familia usando su energía:

Cuenta los días que hay entre las fechas de lectura: “periodo de lectura 11 – jun 2019 al 10-jul de 2019:”  29 días…

Divide su consumo del lapso, 1500 Kwh entre 29 días, le da su consumo diario, y ahora lo lleva a una base común de 30 días: 1500/ 29 = 51,7 x 30 = 1551

Hace lo mismo para los demás meses y tiene que:

Mayo: 1430 Kwh, Junio, 1551 Kwh, Julio 1600 Kwh, Agosto 1580 Kwh….

Hace otra tarea, que le permitirá comparar lo que logre con sus compañeros:

En Mayo usó  1.3 Kwh por pie cuadrado de su casa….y 286 Kwh por ocupante….familia de cinco…

Sofía ya sabe que aquí hay algo raro. Sube el consumo de energia….es verano. Hay calor, el aire acondicionado funcionando….

Sofía ahora sabe dónde se tiene que fijar: Todo aquello que este encendido por mucho tiempo, conectado de manera permanente y necesite mucha potencia es lo que hay que vigilar.

Luces, aire acondicionado, secadora, refrigeradora, calefón….

Sofía se lo toma con calma: Su familia está ocupada en otra cosa y solo se queja de que la autoridad los está ahocando…que debemos ir a energía solar…pero no hacen más nada. Sofía se pone como regla , ese mes, arrancando el día 10 que es cuando más o menos hacen la lectura en su casa, que antes de ir a la escuela, recorre toda  la casa y apaga todas las luces que sigan encendidas. Adentro y afuera y apaga los aires acondicionados de las habitaciones suya y de sus hermanos…todos están en la escuela…más nada…religiosamente todos los días, incluidos los fines de semana si no están en sus habitaciones…

Llega la nueva factura eléctrica, la pasada fueron 300$, esta vino por 310$. Sus hermanos le dicen: ¿viste? Con la autoridad no puede nadie….

Sofía es la gerente de energía: Toma papel, lápiz, calculadora y la factura y calcula:

Resulta que entre las fechas de lectura transcurrieron 33 días. A ver, 310 / 33 =  9,4 $ por día….si lo lleva a 30 días, serian 281 $….si no hubiera hecho nada, esos 30 días antes costaban 300$ / 29 días= 10,34 $ días….o sea que le ahorro a la familia 9,4$ cada día (consumo actual con gerencia de energía) – 10, 34 $ / día ( consumo anterior sin gerencia de energía ) = -0,89 $ por día….en 33 días que les midieron: -29,7 $…..La gerencia de Energía de Sofía le ahorro a la familia 30 pesos mensuales….no solo ese mes, todos los meses que siguen.

Orgullosa le muestra a la familia el resultado: Este año, si seguimos haciendo lo que yo hago, habremos ahorrado 350$, y todos los años que le siguen….

Además son 2.052 Kwh al año que ya no producen cambio climático, o lo que es lo mismo,  equivale a sembrar 72 árboles para mitigar esas emisiones si se hubieran producido…

Se vuelven locos en la casa…. ¿Qué hacemos ahora Sofía?

Sofía acude a la artillería pesada:   Ahora vamos a controlar el aire acondicionado….

Le dice a sus padres que usen e aire acondicionado solo cuando estén en las habitaciones….que lo enciendan media hora antes de entrar en el cuarto, No más. Y que fijen la temperatura en 74F….¿¿¿qué??? Eso es muy calienteeee le dice su familia…60 para que enfríe.

Sofía les pide que hagan la prueba, otra vez, un mes, y vean que pasa….accede a que sea 72 y no 74. Pero hay que hacer otras cosas: Que prendan los abanicos al mismo tiempo. Que cierren muy bien puertas y ventanas de los cuartos. Que en el día se mantengan las cortinas abajo. Nada de puertas abiertas, ventanas abiertas, nada de eso….Sofía les explica que la verdadera sensación de comodidad es porque el aire acondicionado baja la temperatura Y la humedad que es la que es realmente incomoda…

Tienen fe en Sofía y siguen su consejo….pasa el mes….llega la factura… 234 $ ….en 30 días…7,82 $ al día, o sea que Sofía logra 47 $ adicionales en ahorro al mes ( de 30 días) …solo una buena operación del aire acondicionado ( un cambo de habito) le ahorra a la familia sobre los 500$ al año…nada mal…

Ya lleva, 47$ + 29$ /mes = 76 $ al mes… 912 $ al año….4560 Kwh al año, o 150 árboles salvados…

Sofía, sigue así… ¿qué hacemos ahora?  Ya la familia solo quiere mejorar su desempeño energético. Sofía les cuenta: bajemos un poco la temperatura del calefón: No calentamos tanto el agua y nos bañamos más corto….

Gonzalo, compañero de salón de Sofía, esta frustrado…no ha logrado ningún ahorro. No encuentra oportunidades sencillas. Es una familia de cuatro, padre madre, él y su hermano menor.

Su casa es parecida a la de Sofía, pero recuerda que es una casa abierta, muy fresca y con unos padres muy conscientes de que todo se mantenga bien y se use adecuadamente.

La maestra de Gonzalo le invita que comparta sus cifras, de usos, y para sorpresa de todos su consumo de energía por ocupante es de  120 Kwh/ persona, ( Sofía registró un uso de 300 Kwh/ persona) por lo que ya bajar de ese número requiere cambios importantes en la vivienda , los enseres y los hábitos de uso….los demás alumnos quieren saber cómo logran eso en casa de Gonzalo, y se convierte de repente en el consultor de sus compañeros: Su casa se rige por criterios de sostenibilidad con unos padre conscientes…

A final de año los muchachos presentan un informe (que deben hacer todos lo meses, simplemente los recopila) y si se animan, comparten con sus compañeros lo que hicieron y lograron y cómo la familia reaccionó a ello.

La recompensa, necesaria para fijar un comportamiento, puede ser, por ejemplo:

El curso suma la energía, que logró ahorrar, transforman eso en toneladas de carbono y calculan cuántos arboles habría que sembrar para mitigar esas emisiones. Así pueden ver en físico q en que se transforma su esfuerzo.

Una organización X, cercana al plantel escolar, hace un donativo. El curso logró ahorrar una cantidad equivalente a 323 árboles. El donativo se destina a la compra de un mismo número de arbolitos y en una jornada de fin de semana, y con apoyo de una ONG que se ocupa de espacios naturales, seleccionan un área a lo largo de un rio para plantar los árboles, que además de secuestra carbón, van a proteger el curso de agua…

Esta jornada se convierte en uno de los eventos más celebrados y esperados por los muchachos donde ven su contribución a la Sociedad y al ambiente de forma concreta.

Por ejemplo…

Importante: Trabajo de libre participación

Es importante destacar que el programa no debe ser obligatorio, sino de estricta participación voluntaria. No se saben las circunstancias familiares de los muchachos que le podría impedir hacerlo o  fuere obligatorio.

Lo importante es estimular a los muchachos a compartir sus experiencias, que seguramente eso va a tener un efecto multiplicador.

Preparado por:

Ing. Johann Gathmann

Cel. +1 787 310 9258

Gathmann1011@gmail.com

www.advancebau.com/energia